domingo, 15 de octubre de 2017

Candy Candy Final Story ~ Carta de Candy para el Señor Vincent Brown

Cuánto tiempo amig@s!

Disculpen la larga ausencia pero las obligaciones del día a día me impidieron actualizar con la frecuencia de siempre 😣, así que aprovecho estos momentos de tiempo libre para continuar con las publicaciones pendientes 😃

Para completar el estupendo trabajo que mi querida amiga Ms Puddle ha estado realizando en su serie ¿Candy encontró la felicidad?, a continuación compartiré con ustedes mi traducción al español de la nueva carta para Vincent Brown publicada en Candy Candy Final Story (CCFS). En el post anterior, encontrarán la traducción al español de la antigua versión de esta carta incluida por primera vez en la tercera y última edición de la Antigua Novela de Candy Candy (ANCC).

Antes de empezar con este texto, quiero presentarles el esquema de contenido de la sección donde se encuentra ubicada esta carta para que puedan seguir con facilidad el desarrollo de este post. Cabe aclarar que esta tercera parte de la novela no está divida en capítulos como la primera y segunda, sino en secciones que se inician cada una con una reflexión retrospectiva de Candy, acompañadas de cartas que guardan relación con ellas:

Retrospección de Candy
Carta para el doctor Donald Martin
Segunda carta para el doctor Donald Martin
Carta para el señor Vincent Brown
Carta para la portera de la Casa Magnolia, Gloria Bandog
Carta para la Tía Abuela Elroy
Carta para Archibald Cornwell
Segunda carta para la Tía Abuela Elroy
Carta para Alistair Cornwell

La carta para Vincent Brown se encuentra dentro del pasaje donde Candy, desde el presente, recuerda la propuesta de matrimonio de Neal Lagan. Aquí se continúa la reflexión de Candy iniciada al final del pasaje anterior sobre los días de convivencia con Albert en el Magnolia y la desesperación que experimentó con su repentina desaparición, rememorando el significado de su presencia en su vida en aquellos días: que vivían fingiendo ser hermanos, que su vida no se parecía a la de una familia pero que de lo único que estaba segura en aquel momento era que él era una persona especial para ella. Luego habla en tiempo presente y al preguntarse qué pensaba Albert (no queda muy claro si se refiere a lo que ella está reflexionando en ese momento o quizá recordó algo de pronto), comenta que es alguien que la vuelve loca(1) 😅 Este pasaje previo finaliza con una nota que Archie deja por debajo de la puerta del departamento de Candy donde le advierte sobre Neal Lagan y le asegura que están haciendo todo lo posible para ubicar a Albert.

El pasaje que viene a continuación, donde se encuentra la carta para el Sr. Brown, se inicia con la retrospección de Candy desde el presente donde de cierta forma le agradece a Neal ese capricho suyo de intentar comprometerse con ella, pues esto dio pie a que pudiese descubrir que el señor William A. Ardlay no era otro que el señor Albert (Candy Candy Romanzo - Lettere, Tomo 2, Tercera parte, p. 182). Luego de esta reflexión, encontramos una carta que Candy le dirige al doctor Martin desde el Hogar de Pony 19 días antes de la llegada de la Navidad, ¿de qué año? eso no se menciona, no olvidemos que ninguna carta de la novela está fechada, pero sabemos que para entonces ella vive de forma permanente allí. Aquí le agradece el haber ayudado a Albert y ser el artífice de su curación así como de darle trabajo cuando fue despedida del Saint Joanna. Es por todo lo que hizo por ellos en el momento que más lo necesitaban, que le pide que acepte la propuesta de Albert de construir una nueva clínica en Chicago. La siguiente carta es una nueva respuesta de Candy al Dr. Martin donde le agradece los regalos enviados para los niños del Hogar y también el haber aceptado la construcción de la nueva clínica, pero no en Chicago sino en la villa donde se encuentra el Hogar de Pony, una decisión que la ha conmovido tanto a ella como a la señorita Pony y a la Hermana Lane y que por supuesto Albert está muy entusiasmado en hacer realidad. Candy se despide de él esperando algún días volver a trabajar a su lado como enfermera.

Luego de esta carta de agradecimiento, viene la que Candy le escribe al Capitán Brown: 

Para el señor Vincent Brown  
Querido señor Brown, 
Le agradezco por la bella tarjeta de Navidad que me ha enviado. Inmediatamente la coloqué sobre la repisa de la chimenea. 
Como sabe, no se me permitió asistir al funeral de Stair, pero de todos modos me presenté, permaneciendo afuera de la iglesia. No puedo olvidar la alegría que sentí al recibir su saludo en aquella ocasión... Siempre me pregunté cómo sería el padre de Anthony. Lamentablemente, tampoco se me permitió asistir al funeral de su hijo, y es quizás por esto que, aún hoy, a veces me resulta imposible creer que Anthony y Stair en verdad nos han dejado. 
Últimamente, ya sea en la residencia principal de los Ardlay como en Lakewood, he tenido diversas ocasiones para dialogar con tranquilidad con el retrato de la señora Rosemary, la madre de Anthony ¡Quedan tantos cuadros que la retratan! 
Uso el término "dialogar" porque se aproxima mucho más a la realidad, con respecto a simplemente admirar esos cuadros. 
Cada vez quedo impactada por el parecido que había entre madre e hijo, así como me sorprende el parecido con el hermano menor de la señora, el Tío Abuelo William Albert. Me han dicho que eran un hermano y una hermana muy unidos. 
El Tío Abuelo William Albert me habla con frecuencia de usted con gran respeto, señor Brown, como si fuese un hermano mayor. Me cuenta de los momentos vividos juntos con gran nostalgia. 
Espero de corazón que venga a visitarnos a la residencia de Chicago y sería realmente feliz un día, durante la estación de las rosas, cruzar juntos el Portal de la Rosas de Lakewood. ¡Quiero hablarle de tantas cosas! 
Ruego por su salud y por la serenidad de su viaje en el mar. 
Candice W. Ardlay

(Candy Candy Romanzo - Lettere, Tomo 2, Tercera parte, p. 186)



Luego de leer con atención esta nueva carta planteada por Keiko Nagita, muchas preguntas surgen ante nuestros ojos.

El motivo aparente de la carta es la recepción de una tarjeta de Navidad que Candy ha colocado sobre la chimenea. En la versión anterior, ella también mencionaba el haber recibido una tarjeta de Navidad de parte del Sr. Brown pero no hacía ningún comentario sobre lo que había hecho con ella, así que es muy interesante que esta vez se mencione el lugar donde decidió colocarla pues la chimenea, también conocida como "hogar", es el punto de reunión de la familia dentro de una casa y sobre sus repisas se suelen colocar recuerdos familiares o de personas muy queridas, ¿Candy considera al Sr. Brown alguien cercano a ella o quizás hasta parte de su familia? La carta continua como si estuviera retomando una conversación y menciona que fue cuando asistió al funeral de Stair sin permiso de la familia que lo conoció, haciendo referencia a la linea temporal del manga que difiere de la antigua versión de esta carta. Gracias al siguiente párrafo, sabemos que Candy frecuenta mucho las residencias de los Ardlay y que en ellas tiene la oportunidad de "dialogar" con los retratos de Rosemary Brown y admirar el gran parecido que tiene con su difunto hijo y su hermano menor. ¿Qué tanto tiene que dialogar Candy con Rosemary? Ella menciona que Albert le habla con mucha frecuencia de él y que lo considera su hermano mayor, además de que le cuenta sobre los momentos vividos juntos con gran nostalgia ¿Albert finalmente dispone de más tiempo libre para estar al lado de Candy o ella lo está acompañando de forma permanente? A continuación lo invita a visitarlos a la mansión de Chicago y a pasear por Lakewood pues desea hablarle de muchas cosas ¿Candy al momento de redactar esta carta vive en la residencia principal de los Ardlay en Chicago? Toda esta información sólo nos da a entender que Candy en ese momento tiene la entera libertad de recorrer las residencias de los Ardlay a su antojo y que además ostenta un status en la familia que le permite dirigirse al cuñado de Albert con mucha familiaridad, aunque conservando cierto protocolo, y el poder para invitarlo sin ninguna restricción a que los visite cuando desee, teniendo en cuenta que su rutina como capitán de barco no le permitiría disponer de una fecha determinada, así que la invitación queda abierta hasta cuando disponga de tiempo. Al parecer Candy puede esperarlo en la mansión de Chicago o en Lakewood sin ningún inconveniente 😉

Para entender mejor la particularidad e importancia de esta carta, voy a continuar con la descripción del contexto en el cual está ubicada.

La siguiente carta que aparece es la que Candy le dirige a Gloria Bandog, la portera de la Casa Magnolia, donde le pide que no se culpe por haberlos echado y se disculpa por haberla hecho creer que ambos eran hermanos. Según esta carta, la portera se entera de la verdadera identidad de Albert gracias al "Chicago News Express", imaginamos que se refiere a enterarse que es el joven millonario William Albert Ardlay. Esta información debió hacerse pública de manera oficial poco tiempo después de la fallida fiesta de compromiso entre Neal y Candy, pues fue en ese evento que la familia Ardlay se enteró de la verdadera identidad del Tío Abuelo William. Lo curioso de esta carta es que Candy jamás menciona su relación "legal" con Albert, es decir, nunca menciona que es su "hija adoptiva" o que es la "hija adoptiva de los Ardlay", en su lugar menciona (...) es el hombre a quien le debo la vida (...) (Candy Candy Romanzo - Lettere, Tomo 2, Tercera parte, p. 187), por lo que deducimos que lo único importante aquí es mencionar que el público sólo se enteró de quién era Albert pero no de su relación "legal" con Candy pues esta información era relevante únicamente para sus conocidos.

A continuación, encontramos una breve carta dirigida a la Tía Abuela Elroy donde Candy le agradece el haberle permitido participar en el encuentro conmemorativo organizado en Lakewood en homenaje a Stair y que se siente muy feliz de que el doctor Leonard se haya convertido en el médico de cabecera de los Ardlay, comentando la extraordinaria capacidad del Tío Abuelo para leer en el corazón de las personas. Gracias a esta breve carta, queda más en evidencia que las cartas que se encuentran a lo largo de la tercera parte no necesariamente están colocadas en orden cronológico, ¿por qué? porque si aquí Candy se disculpa por haberse tomado la libertad de escribirle a la Tía Abuela Elroy y le agradece el haberle permitido asistir al evento en Lakewood, ¿cómo en la carta para Vincent Brown que es anterior, Candy se toma la libertad de invitar a un pariente político de la familia a "visitarlos" en Chicago o Lakewood y nos da a entender que ella frecuenta a entera libertad ambas propiedades? Esta carta para la Tía Abuela es una evidente contradicción a la desenvoltura y confianza que Candy había mostrado en esa carta previa.

La carta que sigue es una algo extensa que Candy le escribe a Archie rememorando el encuentro en Lakewood por el memorial de Stair. Al momento que ella la redacta, Archie se encuentra asistiendo a la universidad de Massachusetts, una decisión que afectó mucho a Annie pero que está tratando de sobrellevar. Un dato muy importante es que gracias a esta carta tenemos una data aproximada de cuando se llevó a cabo el memorial pues aquí Candy menciona que la guerra finalmente ha concluido (Candy Candy Romanzo - Lettere, Tomo 2, Tercera parte, p. 190), revelando que dicho evento debe haberse realizado tiempo después del 11 de noviembre de 1918 que es cuando la Gran Guerra finaliza de forma oficial. Si recuerdo bien, Stair debe haberse enrolado entre noviembre o diciembre de 1914 pues recién había estallado la guerra y los Estados Unidos aún no se involucraban, además de que nevaba cuando él se despidió de Candy y le regaló la "Cajita de la Felicidad", así que su fallecimiento debe haber ocurrido alrededor del segundo semestre de 1915, lo que nos lleva a pensar que es recién a partir de 1919 que Candy ha empezado a participar en los eventos principales de la familia con la venia de la Tía Abuela Elroy y por supuesto el apoyo del Tío Abuelo William, ya que como Candy menciona en la carta para el Sr. Brown, a ella no se le permitió asistir al funeral de Stair que debió ocurrir a fines de 1915. Otro dato muy importante que se menciona en esta carta, es que en ese momento, alrededor de 1919, el Hogar de Pony está en plenos trabajos de reconstrucción y ampliación  (Candy Candy Romanzo - Lettere, Tomo 2, Tercera parte, p. 191) así que podemos considerar que sólo aquellos quienes han estado en contacto permanente con el orfanato hasta ese año, pueden saber a la perfección cómo "era su antigua forma" y "reconocerlo de un sólo vistazo" pues a partir de aquí la fisonomía del Hogar cambiará para siempre 😉 Es por esto que resulta muy interesante el que Candy resalte el hecho de que el Tío Abuelo William se haya tomado muy en serio todo aquello relacionado con el Hogar de Pony y que a la vez destaque la juventud de Albert además de escindir sus roles una vez más, pues ella aún no puede creer que todo ese apoyo venga de Albert "el pirata" y prefiere pensar que es el Tío Abuelo quien lo hace. Al finalizar, Candy invita a Archie a hospedarse en el Hogar de Pony pues gracias a las mejoras dispondrán de habitaciones para invitados.

La carta que se presenta a continuación, es una nueva que Candy le escribe a la Tía Abuela Elroy pero cuyo tenor es más bien de preocupación. ¿Qué ocurrió? Pues Annie en algún momento le escribe una carta donde le cuenta que los padres de Archie y los miembros de la familia Ardlay se oponen a su compromiso. En esta carta, Candy pone de manifiesto ante la Tía Elroy que el motivo de esa oposición es el origen de su amiga quien creció junto a ella en el mismo orfanato y expresa que no tienen la culpa por la elección de sus padres. Un dato que Candy trae nuevamente a colación es (...) a diferencia mía, Annie fue adoptada desde niña por la familia Brighton y, como bien sabrá, fue amada y criada como una verdadera hija (Candy Candy Romanzo - Lettere, Tomo 2, Tercera parte, p. 194), otra prueba indubitable de parte de la propia Candy de que ella nunca fue ni se consideró "hija" de Albert. A pesar de la oposición de la familia, la pareja tienen la bendición del Tío Abuelo, sin embargo, Archie desea el consentimiento de todos y este es el motivo de esta carta donde Candy trata de interceder por ambos abriendo su corazón ante la matriarca para que acepte su unión y así los Cornwell también les otorguen su bendición.

Este interesante pasaje finaliza con una carta escrita en el corazón de Candy para Stair, que continúa la secuencia temporal relacionada con el problema relacionado al compromiso de Annie y Archie, donde ella le informa que todo se resolvió y finalmente se fijó una fecha. Al parecer los buenos oficios de Candy no sirvieron de nada pues tanto la Tía Abuela como los Lagan no dejaron de oponerse a esa unión, sin embargo, la decisión del Tío Abuelo pesó por sobre toda la intriga que empezaba a convulsionar a la familia, dándoles la bendición de todo corazón. Candy le comenta a Stair que Albert esperaba que todo se resolvería fácilmente pues Él no le da importancia a la procedencia y al origen de las personas; debe ser por esto que no llega a tener buenas relaciones con el resto de los Ardlay. (Candy Candy Romanzo - Lettere, Tomo 2, Tercera parte, p. 195). Aquí Candy menciona que es su adopción el motivo principal de toda esa dificultad ya que como se llevó a cabo sin el consentimiento de la Tía Elroy y la familia, todavía representa una herida profunda para ellos (Candy Candy Romanzo - Lettere, Tomo 2, Tercera parte, p. 195) y pide disculpas por todo eso. A continuación, Candy hace un comentario bastante enigmático, pero el análisis de esta parte la dejaré pendiente para un próximo post 😉

Regresando a la carta para Vincent Brown, cuando la leemos y comparamos con las otras contenidas en este mismo pasaje, nos damos cuenta que no guarda ninguna relación ni cronológica ni de contenido con ellas, pues como hemos podido apreciar, la carta previa a esta y las que le siguen hablan de una Candy que, por lo menos hasta finalizada la Primera Guerra Mundial, no formaba parte del día a día de la familia Ardlay y sólo participaba como una invitada de Albert. Sus disculpas por permitirse escribirle a la Tía Abuela y agradecerle su permiso para asistir al evento en memoria de Stair, nos demuestra que recién a partir de 1919 se le está permitiendo involucrase en los eventos de la familia y que durante esa época ella vive apartada en el Hogar de Pony.

Como bien mencionó mi querida amiga Ms Puddle en la parte 7 de su interesante serie, en la antigua carta para el Sr. Brown, Candy le hace una invitación para que visite el Hogar de Pony pues es allí donde reside al momento de escribir aquella carta y jamás menciona ni las propiedades de los Ardlay ni tampoco a Albert, es recién para Candy Candy Final Story que Nagita decidió darle un giro completamente distinto a esa carta y ahora Candy, en algún momento no definido dentro de su vida, ya no necesita saber a qué puerto llegará para enviarle una carta sino que ahora puede invitar con toda confianza al Sr. Brown a "visitarlos" tanto en la mansión principal de Chicago como en Lakewood, y al mencionar de forma relevante el vínculo que lo une al "Tío Abuelo William Albert", en realidad a quien está invitando no es al padre de Anthony como en la antigua carta, sino al cuñado de Albert 😉

Gracias a la carta para Archie, sabemos que todos los hechos narrados con posterioridad al memorial de Stear se dan luego del fin de la guerra, es decir, a partir de 1919 aproximadamente: Archie está  estudiando en la Universidad de Massachusetts, Albert aunque está muy ocupado pudo asistir al evento en Lakewood, Patty esta estudiando en la Universidad de Chicago y ha decidido convertirse en profesora, en ese momento el Hogar de Pony está en plenos trabajos de reconstrucción y ampliación, la carta a la Tía Abuela Elroy que explica la oposición al compromiso de Archie y Annie y el intento de Candy por mediar en esta situación, la carta en el corazón de Candy para Stair donde le cuenta que a pesar de la oposición de la familia finalmente la fecha para el compromiso se fijó con la venia del Tío Abuelo William. No se sabe el lapso de tiempo que tomó todo esto, pero es altamente probable que haya superado los 3 años el que Candy consiga un acercamiento mayor con los Ardlay y le sea habitual participar en los eventos de la familia como el memorial de Stair o la inauguración del Hotel de los Lagan en Florida. Ya que ninguna carta está fechada, es necesario guiarnos por el contenido de cada una de ellas para seguir la secuencia lógica dentro de la historia y es evidente que, salvo la carta para Vincent Brown, todas las contenidas en este sección guardan una secuencia cronológica que corresponde a un momento en la vida de Candy en que estaba apartada de la familia Ardlay pero que gracias a Albert su acercamiento se va haciendo cada vez más tangible, sólo así se entienden las cartas que se han mencionado anteriormente.

En mi opinión, Keiko Nagita hizo una magistral recomposición de esta carta que al colocarla dentro del contexto que hemos podido apreciar, nos da más de una evidencia sobre la posición que Candy ostenta dentro de la familia y quién comparte su vida en ese momento. Ahora con el contenido de ambas cartas a nuestra disposición, podemos tener una visión más clara de lo que la autora ha decidido para su querida heroína y a quién ella designó desde siempre como el único compañero del camino de Candy.

Una vez más debo a gradecer a mi querida amiga Ms Puddle por compartir la antigua carta para Vincent Brown que nos ha permitido ver con mucha claridad, una vez más, como Nagita ha mejorado varias cosas en Candy Candy Final Story para poder contarnos un poco más de la historia de su heroína sin alterar la trama planteada desde siempre.

Hasta la próxima.
  
________________________________________

1  È un tipo davvero esasperante... 
La palabra "esasperante" puede ser traducida literalmente como "exasperante" o "enloquecedor". En japonés, la frase utilizada es "憎らしいったらない" (nikurashiittaranai) que se traduce literalmente como "él me molesta de una forma indescriptible", una expresión que por su estructura gramatical denota una fuerte emoción hacia alguien muy querido y cercano. Para mayores detalles, les recomiendo que lean el interesante análisis de Ms Puddle sobre el sentido de esta expresión dentro de este pasaje de la novela (sólo en inglés): http://mspuddleshaven.com/2015/02/18/hes-driving-me-crazy/

4 comentarios:

  1. Hola, querida Yue Chan
    Te estaba esperando. Todavía no leo, en un rato lo haré. Pero primero quise saludarte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Martha! Disculpa la demora ^__-
      Justo ya habíamos hablado sobre esto antes ^__- Espero tus comentarios.

      Eliminar
  2. Hola Yue, no puedo mas que tras leer tu ensayo felicitarte y mostrar mi conformidad y apoyo con lo que explicas tan acertadamente de las cartas... son detalles tan tan tan sutiles pero a la vez certeros como una fecha. Lo dicho mis felicitaciones y te seguire leyendo. Firmado LLARA-Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Llara-y!!! Cuánto tiempo ^___^

      Muchas gracias por dejarme un comentario y me alegra mucho saber que compartimos los mismos puntos de vista sobre la novela ^___^

      Las evidencias de que nada en la historia ha cambiado están en las diferencias y mejoras que hemos estado descubriendo al compararla con la antigua novela además de las novedades que Nagita ha compartido con nosotros a lo largo de todo CCFS, así que mi compromiso aquí es seguir mostrando esas evidencias que no dejan duda sobre la identidad de la persona que está al lado de Candy en el presente ^__-

      No dejes de darte una vuelta por aquí, pronto habrá nuevo post. Un abrazo.

      Eliminar