domingo, 13 de agosto de 2017

Candy Candy Final Story ~ Epílogo: Carta de Candy para Anthony

Como lo prometí, a continuación compartiré con todos ustedes el texto completo de la carta que Candy le dirige a Anthony en Candy Candy Final Story traducida directamente al español de la traducción oficial al italiano Candy Candy Romanzo ~ Lettere.

A diferencia de la carta para Anthony publicada en el capítulo 6 titulado "Cartas nunca enviadas" de la Antigua Novela de Candy Candytraducida por mi querida amiga Ms Puddle en esta primera y segunda parte, que nos daba a entender que se trataba de un texto escrito y conservado por Candy, esta nueva versión se presenta más como un monólogo reflexivo dirigido a su querido Anthony cuyo mensaje sólo se encuentra escrito en su corazón y con el cual se cierra la parte epistolar de CCFS.

Disfrútenla.


Para Anthony Brown 
Querido Anthony, 
Pienso en ti con frecuencia, pero sólo hasta hoy no había podido escribirte. La primera carta para ti sólo puedo escribirla en mi corazón... Es algo muy triste. 
Sin duda ya te has reencontrado con Stear y también con tu mamá.
Sabes, Anthony, he ido a Lakewood. ¿Adivina con quién? Oh...
 
Mientras te hacía esta pregunta, me di cuenta que tú nunca conociste al señor Albert. Por otro lado, también Stair y Archie lo conocieron recién en Londres. 
Si tú hubieses conocido a esta persona, quizás habrías visto en él a la señora Rosemary, tu mamá. El señor Albert, de hecho, no es otro que el tío abuelo William, y al mismo tiempo el hermano menor de tu madre. Te quedaste sin palabras, ¿cierto? 
¿Recuerdas cuando te hablaba del Príncipe de la Colina, y te decía cuánto se parecía a ti? Imagina mi sorpresa al descubrir que también él era en realidad el mismo señor Albert. 
Ese joven que tu apenas recordabas era tu tío. Entonces no es tan extraño que ambos se pareciesen tanto, ¿cierto? ¿Ahora entiendes por qué me confundí por un momento, cuando nos conocimos en el Portal de las Rosas? 
La primera vez que los vi ambos tenían el cabello color rubio arena. Si el señor Albert hubiese conservado aquella tonalidad, quizás habría intuido algo, pero cuando lo encontré a la distancia de los años tenía el cabello castaño. Sin contar que llevaba barba e inquietantes lentes de sol. 
Me parecía una persona tan lejana a ti... Ahora, sin embargo, me doy cuenta que el color de sus ojos es el mismo: un azul límpido, como un cielo matutino. 
Por lo que me ha contado, él también de pequeño tenía el cabello rubio, pero con el pasar de los años el color se volvió oscuro. Durante sus viajes al desierto, la tonalidad se había acentuado aún más, pero luego del accidente y las varias peripecias que tuvo que afrontar, volvió a su color original. 
En Lakewood entré por primera vez al salón conmemorativo de los Ardlay y allí he podido admirar los muchos retratos de los antepasados de la familia. La pintura que representa a la señora Rosemary es el más bello que haya visto. Tú aún eres un recién nacido y tu madre sonríe feliz, teniéndote entre sus brazos. 
No he podido contener las lágrimas. Tu imagen de pequeño era verdaderamente dulce.
Recuerdo que una vez me hablaste de ella y me confiaste sus palabras: "Las flores mueren y renacen aún más bellas. Las personas mueren y renacen aún más espléndidas en el corazón de los que quedan".
 
Cuando le transmití esta frase al señor Albert, él permaneció escuchándome sin decir una palabra. Luego, después de un largo silencio, me contó los detalles del matrimonio entre su hermana Rosemary y tu padre, el señor Vincent Brown. 
Me contó cómo tu madre no se dio por vencida ante la opinión de los Ardlay, profundamente en contra de aquella unión debido a la diferencia de clases entre las familias. La señora Rosemary les dijo a ellos que la felicidad no depende del dinero o el prestigio social, sino de la posibilidad de vivir con la persona que se ama. Si estaban decididos a impedírselo, ella estaba dispuesta a renunciar en cualquier momento al apellido de los Ardlay. 
Rosemary era una persona dulce, pero también una mujer fuerte. Tú también eras así, Anthony: dulce y fuerte al mismo tiempo. Si aún estuvieses vivo, en qué clase de hombre te habrías convertido. 
En mi corazón aún vive tu última sonrisa. Cuando te fuiste, tan repentinamente, estuve invadida por el dolor y el sólo hecho de poder continuar respirando me parecía una injusticia. Me era insoportable pensar que, a pesar de que no estuvieses más, el sol continuase saliendo y ocultándose. Odiaba el hecho de sentir sed y hambre. 
Estaba convencida que nunca me habría enamorado de nadie como lo había estado de ti, pero luego... Ya sabes lo que me ocurrió, ¿no es así? En Londres me atrajo profundamente una persona que se parece a ti. En realidad, me parecieron similares sólo por un momento, y quizás son personas completamente distintas(1). 
En todo caso, gracias a este joven descubrí que el amor tiene diversas formas y que hay cosas que, una vez perdidas, no podemos volver a tener. No podemos encontrar más a quien ha dejado este mundo... Es una realidad tan obvia, pero yo no podía aceptarla. Ahora en cambio... sé que aunque se esté vivo, hay circunstancias en las que el destino no permite a dos personas estar juntas. 
En el fondo, vivir significa acumular poco a poco estas experiencias. Sin embargo, si se sigue viviendo, hay siempre espacio para la esperanza.(2) 
Fue tu última sonrisa la que me dio fuerza, y sé también que me has perdonado por todo.
Gracias, Anthony... El haberte conocido me ha regalado una gran felicidad.
 
Tú, Stair y todas las personas que conoceré en mi camino, las cosas tristes y las cosas bellas... Nutriéndome de mis recuerdos, yo continuaré viviendo siempre siendo la misma. 
¿Quién sabe que me traerá el alba, envuelta en una luz blanca? No sé por qué, pero cualquier destino que me espere, estoy ansiosa de afrontarlo.
Sé que en este mundo no podremos encontrarnos más, pero cuando un día nos volvamos a reunir, quiero ser una persona de quien puedas sentirte orgulloso. Por eso daré lo mejor al seguir mi camino y, como te había prometido, ¡lo haré con una sonrisa! 
Anthony... continúa velando por mi. 
Desde la estación en que florecen las rosas Dulce Candy, 
Candy

Por el momento no voy a hacer mayores comentarios sobre el contenido de la carta pues en el próximo post mi querida amiga Ms Puddle hará la comparación con su antigua versión traducida por ella y allí incluiré algunos extractos de ambas novelas para completar su información. Sólo cabe resaltar que al igual que todas las cartas de la parte epistolar (tercera parte y epílogo de CCFS), esta tampoco se encuentra fechada así que hay que prestar atención al contenido para poder darle una ubicación temporal aproximada dentro de la historia.

Muchas gracias nuevamente a todos aquellos que siguen la traducción de esta interesante serie y los posts que he estado publicando hasta el momento. Un abrazo.

¡Hasta la próxima!


_________________________

1  Texto original en italiano:
A Londra mi sono profondamente legata a una persona che ti somiglia. In realtà, mi siete sembrati simili solo per un attimo, e forse siete persone completamente diverse.
Texto original en japonés:
ーロンドンで わたしは あなたと 似たひとに 強く 惹かれてしまいました。 
でも、似ていたと 思ったのは 一瞬で、全く正反対のひとだったのかもしれません。
Traducción al español por Yue-chan:
En Londres me sentí atraída hacia una persona muy similar a ti. 
Pero, sólo un momento pensé que se parecían, tal vez era alguien completamente opuesto.
En su post ¿Candy encontró su felicidad (Parte 6), Ms Puddle hizo varias precisiones sobre esta carta para Anthony, entre ellas, hizo hincapié en el uso del verbo 惹かれる (hikareru) "que significa estar atraído, captar la atención, estar encantado, etc., un verbo comúnmente utilizado para describir el enamoramiento y no tiene nada que ver con un vínculo". Además mencionó que al usarlo junto a la forma verbal てしまいました, el texto completo dice 惹かれてしまいました (hikareteshimaimashita), "significa que la acción ha sido involuntaria" por lo que se podría deducir que "Candy, en retrospectiva, se dio cuenta que esta atracción había ocurrido de forma involuntaria" pues "alrededor de ese periodo de tiempo, ella había estado de duelo por la muerte de Anthony."

2  Texto original en italiano:
In fondo, vivere significa accumulare man mano queste esperienze. Eppure, se si continua a vivere, c'e sempre spazio per la speranza.
Texto original en japonés:
そんな 一つ 一つの 積み 重ねが 生きていくという ことなんですね。
それでも、生きていれば 希望を 現抱けるー。
Traducción literal al inglés de Ms Puddle:
This is what it means to be living (alive), accumulating these (experiences, referred to the previous sentence), one after one. However, as long as I'm alive, I can still embrace (foster) hope
Traducción al español por Yue-chan:
Esto es lo que significa vivir (estar vivo), acumular estas experiencias (se refiere al párrafo anterior), una tras otra. Sin embargo, mientras esté viva, aún puedo abrazar (albergar) la esperanza.


6 comentarios:

  1. Yue Chan,
    Es un verdadero gusto volver a leer tu post.
    Me ha emocionado sobre manera esta carta, justo ahora, no se, a pesar de las veces que la he leído pareciera que es la primera vez que lo hago, que es la primera vez que la encuentro, que es la primera vez que la descubro. Tal vez sea el efecto que Banana Yoshimoto me dejo tras haber concluido la lectura de su libro "Sueño profundo".
    Esta carta, originalmente la había entendido como una despedida. Pero ahora, la entiendo más bien como un reencuentro, como continuar el camino donde se dejó. Percibo una Candy que ha aceptado la ausencia de Anthony pero no como una pérdida, sino como algo pasajero, algo que tendría que suceder, la aceptación total, ¿Será que esta carta la escribió Candy después que Albert le hace ver que él también se ha sentido responsable de la muerte de su querido sobrino?
    He leído una carta de una Candy renovada que se ha acercado nuevamente a Antonhy. Una Candy que sabe que no tiene que llorar más ante la tumba de Anthony porque él no ha muerto.
    Es como este poema:
    No te detengas en mi tumba a llorar.
    Do not Stand at my Grave and Weep, Mary Elizabeth Frye (1905-2004)
    No te detengas en mi tumba a llorar.
    No estoy ahí, no estoy dormida.
    Soy un millar de vientos que soplan,
    soy la suave nieve que cae,
    soy las gentiles gotas de lluvia,
    soy los campos de granos maduros,
    estoy en el silencio de la mañana,
    en la prisa agraciada
    de hermosas aves que vuelan en círculo.
    Soy la estrella de la noche,
    estoy en los pétalos que florecen,
    en un cuarto silencioso,
    en los pájaros que cantan,
    en cada pequeña cosa.
    No te detengas en mi tumba a llorar.
    No estoy ahí, no estoy muerta.

    ¿Cómo podría sentir a Anthny muerto ahora que está más cercana a él a través de Albert?

    Luego esa reflexión, que ahora entiendo con claridad, "... gracias a este joven descubrí que el amor tiene diversas formas y que hay cosas que, una vez perdidas, no podemos volver a tener. No podemos encontrar más a quien ha dejado este mundo... Es una realidad tan obvia, pero yo no podía aceptarla. Ahora en cambio... sé que aunque se esté vivo, hay circunstancias en las que el destino no permite a dos personas estar juntas." Ese joven le enseño que no solamente las personas que dejan este mundo mundo son las que se pierden, también las que continúan en este mundo. Una enseñanza que no aceptaba, pero ahora... ¡Esa es una revelación! ¿Quién fue, entonces su maestro que la ayudó a aceptar? Porque el "joven" que le enseño no fue quien la hizo aceptar.
    ¡Me muero de ganas! Por leer lo que publicarás al respecto. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Martha,

      Es cierto, esta carta es muy conmovedora y es justamente con ella que se cierra la parte epistolar del epílogo y el hecho que ahora contenga toda esta información precisamente aquí, le da una dimensión conclusiva pero a la vez explicativa.

      Como vemos, esta carta es más una reflexión de Candy y para nada una despedida pues es la primera vez que ella se dirige a Anthony para relatarle cosas que no se habían incluído en su versión anterior. Este mensaje se da luego de la visita de Candy a Lakewood junto a Albert, ¿cuánto tiempo exactamente? no se sabe pero es luego de esa visita en la que ambos desahogan su tristeza y sentimiento de culpa por la muerte de su querido Anthony.

      Como bien has notado, a diferencia de la "terapia de shock" de Terry, en esta ocasión Candy junto a Albert ha encontrado la paz que necesitaba para poder "conversar" con Anthony sobre su propia aceptación de su partida, sobre Albert, Terry y el seguir afrontando la vida con una sonrisa.

      La novedad en esta carta es justamente toda esta reflexión de Candy en relación a estos tres personajes que han marcado su vida. Lo más curioso de todo es la forma en que describe a Albert ^o^ Mientras en la versión anterior de esta carta ella sólo decía "pregúntale a Stear", ahora ella reflexiona sobre su color de cabello y ojos de una forma tan poética que ni con Terry lo había hecho ^__^

      Ya tengo casi listo el próximo post de Ms Puddle así que no dejes de estar pendiente.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Yue Chan
    No me he despedido aún, porque a propósito de esta carta recordé esta pregunta ¿Anthony sabía quién era el Príncipe de Colina y por eso Keiko Nagita tuvo que matar a Anthony para que su identidad se mantuviera en secreto? Bueno esta pregunta me hizo hacer un ejercicio que voy a compartir contigo y es respecto al momento en que Anthony pregunta a Candy por su Príncipe de la Colina, pero esa conversación creo concluye con esta carta.
    Estas son las conversaciones al respecto:
    En el manga este es el dialogo:
    Anthony: Dime Candy sobre tu príncipe de la Colina. Me has dicho que se parecía mucho a mí.
    Candy: Si... Pero por qué lo preguntas.
    Anthony: Porque creo saber quién es.
    Candy: ¿En serio? ¿Sabes quién es mi príncipe de la Colina?
    Anthony: Cuando yo era pequeño... un chico se quedaba siempre al lado de mi mamá. Y ves ese chico es...
    Candy: ¡Un Zorro uno muy grande!
    Anthony: ¡Ese será tu búfanda! ¡Mira mi talento!

    En el anime este es el dialogo, que se ubica en el capítulo 24, minuto 20:12 aprox.:
    Anthony: Dime una cosa Candy, ese príncipe que conociste era igual a mí.
    Candy: Asi es Anthony.
    Anthony: Se me ocurre una idea, cuando era pequeño otro chico de ojos verdes (*) estaba siempre con mi madre.
    Candy: ¿Quién es él?
    Anthony: Ya comprendo...
    En eso aparece el zorro.
    (*) El audio es claro, dice ojos verdes.

    En CCFS, en el Tomo I, Candy Candy, Romanzo. 1ª parte
    Él me miraba divertido, pero se puso repentinamente serio y me dijo: - Cuando eras pequeña conociste a tu príncipe de la Colina de Pony ¿Cierto? Sabes, las descripciones que me has dado de ese chico me recuerdan algo… Tal vez, cuando yo era pequeño
    En ese momento escuchamos un crujido proveniente de un arbusto cercano, y apareció de repente una zorra de cola voluminosa.
    Saludos Yue Chan
    Gracias por traducciones y posts
    Martha Cervantes Quiroga

    ResponderEliminar
  3. Se me ocurre que estas frases, las esta diciendo justo antes de decir SI, ACEPTO
    "Fue tu última sonrisa la que me dio fuerza, y sé también que me has perdonado por todo.
    Gracias, Anthony... El haberte conocido me ha regalado una gran felicidad."
    Saludos Yue Chan
    Martha Cervantes Quiroga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta carta de Candy para Anthony está más relacionada a la aceptación de varias cosas y entre ellas, aceptar sus sentimientos hacia Albert. Si te refieres al inicio de alguna relación entre ellos, definitivamente es muy prematuro hablar de algo así en ese momento.

      Recordemos cuando Candy se da cuenta que se ha había enamorado de Terry, eso recién se da justo después de la trampa de Eliza, cuando ambos se separan, y ella lo revela recién al final de su diario. Es el tiempo y las circunstancias las que impidieron que esa relación se concretara pero con Albert las cosas son distintas pues sabemos, gracias a los nuevos datos proporcionados por Nagita en CCFS, que mantuvieron contacto durante mucho tiempo de forma tranquila y nada perturbó su relación de "amigos", Candy hasta frecuentaba Lakewood y la mansion Ardlay de Chicago y él se encargó de la reconstrucción del Hogar de Pony. Si para el momento de esta carta Candy ya se había dado cuenta que sus sentimientos hacia Albert iban más allá de la amistad, sólo será cuestión de tiempo que finalmente estos sentimientos se concreten. ¿Cuándo ocurrió eso? no lo sabemos, pero que iban camino a ello de eso no ha ninguna duda.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Como bien señalas Martha, en todas las versiones las últimas palabras de Anthony están relacionadas con una aproximación a revelar la identidad del Príncipe de la Colina y el hecho que este patrón se repita en cada una de ellas nos da indicios claros que desde un principio la autora ya había decidido la muerte de Anthony como parte de seguir conservando el secreto sobre la identidad de ese misterioso personajes.

    Revisé el anime y sí, dice claramente "verdes" (midori) no sé por qué *__*

    ResponderEliminar